Blogia
Ciclismo con Luis Aviles

Tom Boonen, Ex-adicto a la cocaína y acusado de 'camello', demuestra que hay vida tras las drogas

Tom Boonen, Ex-adicto a la cocaína y acusado de 'camello', demuestra que hay vida tras las drogas

El belga Tom Boonen celebra su cuarta victoria en la clásica París-Roubaix
LuisAviles.-Por José Félix Díaz.- Hay vida más allá del lado oscuro. Tom Boonen (Omega Pharma) escribió el pasadodomingo una de las páginas más bellas de un deporte que, pese a que algunos lo quieren arruinar, sigue dando momentos de gloria a todos los aficionados al ciclismo.
El belga vivió de cerca el final de su carrera entre los años 2008 y 2009 al pasar a formar parte de esos deportistas que querían emociones má sfuertes al margen de las que deparan su especialidad. 
Boonen se adentró en el mundo de la cocaína como había hecho Frank Van Denbroucke, el otro granídolo belga que terminó dejando el deporte y la vida por culpa de la droga. Casossemejante a los delChava Jiménez o Marco Pantani. El que fuera campeón mundial en 2005reaccionó a tiempo para seguir viviendo y poder demostrar al mundo entero que sepuede volver, que siempre hay que dar una segunda oportunidad.
El domingo decidió hacer más grande aún la leyenda de la París-Roubaix (257 km.),conocida como el infierno del norte, y en un ataque a 60 kilómetros de lameta, destrozó a todos aquellos los que intentaron seguir el ritmo de estefenomenal velocista, todo potencia, que desafío a la distancia, al pavés y a laresistencia de los otros veinte elegidos que peleaban por el éxito en la clásica francesa,con el español Juan Antonio Flecha a la cabeza. Boonen levantó los brazospor cuarta vez en el velódromo de Roubaix tras los éxitos de 2005, 2008 y2009.
La victoria de Boonen podría ser una más de un deportista, en este caso ciclista, deéxito, pero la historia del belga de 31 años está salpicada de momentos duros.Vitoreado y admirado en su país, conoció en primera persona el desprecio desus vecinos, de sus seguidores al conocerse su adicción a la cocaína, sustancia queno aporta beneficio alguno a un ciclista. De hecho el positivo por cocaína no estápenalizado deportivamentesiempre que el control se produzca fuera decompetición. 
Cazado en un primer control ordenado por la Unión Ciclista Internacional en 2007, la UCIno sancionó al belga por no contemplar el castigo por ingesta de esta sustancia. Elsegundo caso de positivo llegó en mayo de 2008, días antes de la Vuelta aBélgica. El 24 de abril de 2009 dio por positivo por tercera vez tras un controlrealizado diez días después de su tercer triunfo en la clásica por excelencia. En las tresocasiones la sustancia fue la misma: cocaína. La organización del Tour le dio laespalda, pero su equipo, Quick Step, le apoyó en todo momento más allá dealgunos castigos y multas mínimas. Meses después, fue readmitido.
Su nombre estaba señalado por las autoridades belgas desde que en 2005TomVanoppen, ciclista de ciclocrós, le acusara de pasarle droga, de ser sucamello. A partir de ese momento fue señalado hasta que en 2008 dio positivo en uncontrol ordenado por orden del Ministerio de la Comunidad flamenca. La fiscalía deTurnhout (Bélgica) solicitó el registro de su domicilio, el de sus padres y el de su novia.Al no hallar droga alguna, el ciclista se libró de pasar por la cárcel, únicocastigo posible más allá del moral, al haber dado positivo fuera de competición.
Al estar penado el consumo de cocaína en Bélgica, Boonen fue juzgado, pero terminósiendo absuelto de los 3 años de pena que le iban a caer con una sola condición: norecaer. Se disculpó en público y toda Bélgica le volvió a admitir como el ídolo que era. Demomento está cumpliendo al ciento por ciento, tal y como ha demostrado con su nuevotriunfo en la prueba de un día más dura. Todos los controlesque ha pasado, hablan de más de 50 entre competición y fuera de ella, han dadonegativo. Y es que el belga promete más exhibiciones como la del domingo. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres