Blogia
Ciclismo con Luis Aviles

Thomas Voeckler gana la Flecha Brabanzona al ataque

Thomas Voeckler gana la Flecha Brabanzona al ataque

El corredor francés consigue su primera victoria de la temporada en la última clásica del calendario flamenco, aprovechando las dudas de sus perseguidores para entrar en solitario en la línea de meta. Óscar Freire acabó en segunda posición.

LuisAviles.- Thomas Voeckler sigue demostrando que el ciclismo de ataque suele ser siempre el más efectivo. Incansable, insistente, inquieto, molesto. Así es Thomas. Disfruta atacando y que los demás lo vean. Muchos de sus intentos caen en saco roto, pero el francés sabe que, a base de insistir, como un niño rebelde, puede conseguir lo que se propone. Esta tarde ha logrado su primera victoria de la temporada en un escenario único, el de laFlecha Brabanzona, a raíz de ser terco, de ser un simpático incordio, de ser Thomas otra vez.

La carrera que sirve como transición entre el destructivo adoquín flamenco y las serenas colinas de las Ardenas valonas, la clásica del Brabante, era el mejor escenario posible para que el corredor de Europcar lo probase. Voeckler ha obtenido buenos resultados en las clásicas belgas, dejándose ver con algunos de sus mejores fuegos de artificio. Pero el recorrido de hoy, muy selectivo, plagado de emboscadas, carretera estrecha y cotas, al que se sumaba la lluvia, era perfecto para sorprender al resto de rivales, que utilizan esta prueba como puente hacia laAmstel Gold Race del próximo domingo.

No en vano, los outsiders han sido los hombres más activos de la carrera. La primera parte de los 196 km. de hoy ha estado protagonizada por tres hombres, que han llegado al circuito final deOverijse, al que había que dar cinco vueltas, con dos minutos de ventaja. Belkov (Katusha),Schron (NetApp) y Ovechkin (Rusvelo) mantenían un pulso tenso con el pelotón, que pronto sería seleccionado por el hombre más esperado para las próximas citas: Philippe Gilbert.

Gilbert intenta vencer a sus fantasmas

El campeón belga volvió a despertar de su letargo primaveral en el Hertstraat, una de las cotas adoquinadas del circuito. El de BMC se reivindicaba a través de sus aceleraciones, daba las buenas tardes al personal, después de finalizar su sopor de este 2012. Pero todavía tenía sueño, aunque luchaba con más corazón que piernas por superarlo. Van Avermaet le ayudaba y éste se veía más fuerte al lado de su compañero. Pero a la cabeza del grupo llegaron los Omega Pharma, que no parecen acusar la resaca de la juerga que han montado en estas últimas semanas.

En la retaguardia asomaba también Peter Sagan, cuya figura juvenil de recluta esconde la fortaleza de un general de división. El eslovaco mostraba unas sensaciones enormes, llegando fácil a la cabeza del grupo desde las posiciones traseras. Fue entonces cuando BMC, que hasta entonces había llevado las riendas de la carrera a través de sus estiletes, Gilbert y Van Avermaet, vio como se les desmontaba el gallinero. Voeckler comenzó a ‘abrir gas’ y se llevó con él aMichael MatthewsAlex Howes y Pieter Jacobs.

Gilbert mejora su imagen, aunque no acaba de arrancar

Sagan aprovechó el zafarrancho para probarse y saltar del grupo. Devenyns (Omega Pharma), aprovechando sus buenas sensaciones, secundó el ataque, llevándose por inercia a Van Avermaet, que quiso parar esta prematura rebelión. Una primera vuelta para enmarcar. Por delante, el austriaco Daniel Schron era el último reducto de la escapada y pasaba en solitario el primer paso por la línea de meta, con un minuto y medio de ventaja y todo por decidir.

La segunda vuelta por el complicado circuito de Overijse iba a mantener el ambiente bélico en el grupo. Neutralizada la primera intentona de Voeckler, Omega Pharma dio continuidad con un Devenyns muy activo, cuyos ataques eran controlados por Van Avermaet. Gilbert se resguardaba en el calor del grupo, en un papel secundario, esperando meterse en otro corte bueno. Pero sus movimientos quedaron eclipsados por las pedaladas de Peter Sagan, que salía sin problemas a todos los ataques. El de Liquigas parecía el hombre más fuerte, por lo que las miradas se comenzaron a multiplicar en dirección a su áurea.

La caída de Sagan, punto de inflexión

La visible superioridad del eslovaco, unido a la actitud policiaca de Van Avermaet, fueron factores decisivos para el bloqueo del grupo. Schron aguantaba la ventaja como podía, cifrada en 1’12’’ en el segundo paso por meta. Por detrás, la calma que sucede a la tormenta provocó que se formara un nuevo pelotón de cuarenta unidades, aproximadamente, en el que se pudo ver por primera vez a Freire, triple ganador en estas mismas carreteras.

Sagan se cayó a 27 km. del final

En esta tesitura, ¿quién podría desatascar este embudo llamado ‘pelotón’? El infatigable Thomas. Voeckler jugó una vez más con la actitud reinante y se fue tras la subida adoquinada a Hertstraat. Lotto-Belisol también despertó del letargo gracias a Jelle Vanendert. El belga, una de las revelaciones de la temporada 2011, fue escoltado en su escapada, otra vez, por Van Avermaet y Devenyns. Y en la peligrosa bajada de la cota llegó el momento decisivo, a raíz de una fuerte caída de Peter Sagan, en la misma curva donde antes Pineau y Ciolek habían dado con sus huesos en el suelo. El traicionero giro, mojado por la lluvia, fue la ‘tumba’ del hombre más fuerte de la jornada, que provocó un impás de dudas que fue aprovechado por Voeckler para aumentar su ventaja. El infortunio le daría el margen definitivo para saborear la victoria. En cuanto al estado del eslovaco, cuyo cuerpo aparecía marcado por múltiples magulladuras, no parece que sea preocupante de cara a la gran cita holandesa de este domingo.

El show de Voeckler

A partir de ahí, la Flecha Brabanzona quedó noqueada. Voeckler rodaba pletórico y alcanzó finalmente a Schron. Además, se aprovechó de la indecisión y las miradas de los integrantes de su pequeño grupo perseguidor. En él estaba Freire, que parecía no ser consciente del peligro de tener al galo en cabeza. El cántabro no colaboraba en la caza, comandada en todo momento por Van Avermaet y Devenyns, y se veía ya segundo como mínimo, previsión que se vio cumplida. Por otro lado, la compañía de segundos espadas como Howes, Laurens Ten Dam  o Serry servía más de lastre que de aliada. 

Así las cosas, los 22 segundos de ventaja de Voeckler tras la caída de Sagan se convirtieron, poco a poco, en el minuto largo que el ciclista de Europcar sacó a sus rivales en meta. Entre medias, el espectáculo mediático. Los aspavientos, los gestos, los chepazos, la foto épica bajo la lluvia. La hora de Thomas. El show de Voeckler, ese ciclista que no especula, ataca, llevándose tras de sí todas las miradas, los flashes y los picos de audiencia. Qué suerte tenerlo en el pelotón.

Clasificación de la Flecha Brabanzona 2012 (Lovaina-Overijse. 196 km.)

1. Thomas Voeckler (FRA) (EUC) 4:49:07

       2. Óscar Freire (ESP) (KAT) +1:11

3. Pieter Serry (BEL) (TSV) m.t.

4. Fabio Duarte (COL) (CCO) +1:14

5. Greg Van Avermaet (BEL) (BMC) +1:17

6. Alex Howes (USA) (GRM) m.t.

7. Jelle Vanendert (BEL) (LTB) m.t.

8. Dries Devenyns (BEL) (OPQ) m.t.

9. Laurens Ten Dam (HOL) (RAB) m.t.

10. Michael Matthews (AUS) (RAB) +1:54

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres