Blogia
Ciclismo con Luis Aviles

La Vuelta Ciclista a España 2007 centra la dureza montañosa en los primeros diez días

La Vuelta Ciclista a España 2007 centra la dureza montañosa en los primeros diez días MADRID (LUISAVILES.-EUROPA PRESS)

Los organizadores de la Vuelta Ciclista a España 2007 recuperaron para el próximo año la mítica subida a los Lagos de Covadonga, ascensión situada en la primera parte de la ronda, donde se centrará la mayor parte de la dureza con el paso además por los Pirineos.

El alto asturiano vuelve a dar ese aroma de espectáculo que se echaba de menos en el recorrido de antaño y volverá a ser protagonista regresando tras un año de ausencia y después de que en 2005 ganase Eladio Jiménez.

Sin embargo, sus rampas no tendrán demasiado carácter decisivo ya que están colocadas en la cuarta etapa con salida en Langreo y para un kilometraje total de 182 kilómetros. Con porcentajes que van de más a menos y que no suelen bajar del siete por ciento llegando al 17, los ciclistas afrontarán esta subido con las piernas no demasiado cargadas y tras superar dos únicos obstáculo en su camino: el alto de la Faya de los Lobos y el alto de la Llama, ambos de tercera categoría.

Al día siguiente, la serpiente multicolor deberá superar una dura etapa de media montaña con cuatro puertos, tres de segunda y uno de primera, antes de 'descansar' de cara al duro final que le espera en los Pirineos.

Así, tras la 'crono' de 49 kilómetros, los corredores tendrán una jornada que finalizará en Cerler, de categoría especial, al que se añadirán tres puertos de segunda, que será el 'aperitivo' para la décima etapa con final en Ordino-Arcalís, la que se puede considerar la 'reina' por recorrido (220, la más larga) sino porque la estación de esquí andorrana es el 'techo' de la Vuelta (2.220 metros) y contará con la 'ayuda' de tres altos más, dos de segunda (Fradas y Perves) y uno de primera (Cantó).

Después de diez días de mucha dureza, la ronda española se tomará un respiro y hasta la decimoquinta etapa no volverá a tener un buen contacto con la montaña, cuando los ciclistas suban el Alto del Monachil, tan decisivo este año.

Y para acabar, las dos jornadas por las sierras abulense y madrileña. La decimoctava será de mediamontaña con Mijares (primera) y Navalmoral y al día siguiente será la última prueba para los escaladores con el doble paso por el Alto de Abantos, uno de ellos como final de etapa.

En total, el pelotón pasará por un total de 42 cotas puntuables (10 menos que en 2006), con tres de categoría especial y seis de primera, entre ellas

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres