Blogia
Ciclismo con Luis Aviles

Fuentes y otras seis personas serán juzgadas por operación "Puerto"

Fuentes y otras seis personas serán juzgadas por operación "Puerto"

LuisAviles.- AFP.- El médico Eufemiano Fuentes y otras seis personas serán juzgadas por un delito "contra la salud pública" por su implicación en una supuesta red de dopaje sanguíneo en el ciclismo, descubierta en 2006 en España, en el marco de la denominada operación "Puerto".

El juez Antonio Serrano acordó "la apertura de juicio oral" contra Fuentes, su hermana Yolanda, los médicos José Luis Merino y Alfredo Córdova y los exdirectores deportivos de equipos ciclistas Manuel Saiz, José Ignacio Labarta y Vicente Belda, según el auto judicial hecho público este miércoles.

La justicia española deberá ahora fijar la fecha para este juicio, en el que la fiscalía pedirá dos años de prisión e inhabilitación para ejercer su profesión para los procesados.

La operación policial "Puerto" de mayo de 2006 puso al descubierto una supuesta red de dopaje sanguíneo que afectó al mundo del ciclismo.

En un primer momento fueron detenidos el doctor Eufemiano Fuentes, antiguo médico de varios equipos españoles (Kelme, Once); Manolo Saiz, mánager del desaparecido equipo español Liberty; el director deportivo adjunto del equipo español Comunidad Valenciana, Ignacio Labarta; un médico de Madrid, José Luis Merino, y un corredor de BTT, Alberto Léon.

La fiscalia pide 2 años de carcel

La operación condujo a la expulsión de varios favoritos del Tour de Francia de 2006 la víspera del inicio de la carrera, principalmente el italiano Ivan Basso, el alemán Jan Ullrich y el español Francisco Mancebo.

Ullrich anunció su retirada y el italiano Ivan Basso fue suspendido dos años por la federación italiana de ciclismo.

La Fiscalía de Madrid pedirá dos años de prisión y la inhabilitación profesional durante el mismo tiempo para el doctor Eufemiano Fuentes y para otras cuatro personas, por las «prácticas tendentes a elevar artificialmente el rendimiento físico de ciclistas» descubiertas en 2006 en la llamada Operación Puerto. En su escrito de conclusiones provisionales, el fiscal acusa a Fuentes, a su hermana Yolanda, al también médico José Luis Merino y a los entonces directores deportivos de los equipos ciclistas Liberty Seguros y Comunidad Valenciana, Manuel Saiz y José Ignacio Labarta, respectivamente, de un delito continuado contra la salud pública.
Los procesados realizaban un proceso llamado «glicerolización», consistente en la preparación de concentraciones de hematíes con un alto nivel de hematocrito -que eleva el rendimiento físico- que se transfundían a los deportistas, lo que, según el fiscal, «ponía en peligro la salud» de éstos, ya que aumentaba la viscosidad de la sangre y, por tanto, el esfuerzo al que se somete a su corazón.
Según el Ministerio Público, al menos durante 2006, Eufemiano Fuentes y José Luis Merino, jefe del servicio de Hematología del hospital La Princesa de Madrid, llevaron a cabo extracciones sanguíneas a los interesados y después, con máquinas ACP, centrifugaban las muestras y obtenían un concentrado de hematíes. Tras un proceso de congelación, descongelación y «deglicorización» de la sangre, se llevaba a cabo la transfusión al deportista cuando se quería elevar su nivel normal de hematocrito y, por tanto, su rendimiento físico.
Saiz, Labarta, Yolanda Fuentes -entonces jefa del equipo médico del Comunidad Valenciana- y el ex ciclista Alberto León, fallecido el pasado mes de enero, contrataban los servicios de Eufemiano Fuentes y de Merino «a cambio de una remuneración económica».
Hallazgos
Así, programaban las etapas de carreras ciclistas con las dosis que se debían ir suministrando para obtener «óptimos resultados», dice el escrito, y procedían a realizar a los corredores participantes extracciones y transfusiones sanguíneas que se realizaban en habitaciones de hotel «y sin las suficientes garantías higiénico-sanitarias».
Los acusados transportaban el material «en mochilas sin refrigeración y sin una identificación clara de las muestras ni practicando los pertinentes controles hematológicos», con el consiguiente peligro para la salud de los ciclistas.
Parte del material fue hallado en los registros realizados en los pisos de Fuentes y de Merino el 23 de mayo de 2006, día en que ambos fueron detenidos junto a Merino, Labarta y Alberto León. En un piso alquilado por Fuentes en la calle de Alonso Cano se encontraron dos máquinas ACP 215, varios frigoríficos, 68 bolsas de plasma congelado y 45 de sangre refrigerada.
También había dos maletas con calendarios de las principales carreras ciclistas, medicamentos -unos caducados, otros de exclusivo uso hospitalario y algunos no autorizados en España- y abundante material para transfusiones.
En otra vivienda de Fuentes en Madrid se intervino un arcón frigorífico con 90 bolsas de sangre, documentación sobre pruebas deportivas, medicamentos y material para extracciones y transfusiones.
Por último, Labarta tenía en su piso de Zaragoza 5.300 euros, que según el fiscal era «producto de la ilícita actividad», al igual que el del maletín incautado a Saiz con 42.224 euros y 38.000 francos. Saiz también tenía cuatro cajas de Synacthene, un corticoide de exclusivo uso hospitalario.
La «operación Puerto» fue reabierta en 2008 por orden de la Audiencia Provincial de Madrid, que estimó los recursos de la Fiscalía y la Abogacía del Estado contra su archivo inicial en 2007 por el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid.

.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres