Blogia
Ciclismo con Luis Aviles

Olinto Silva Toda una Vida sobre la Bicicleta

Olinto Silva Toda una Vida sobre la Bicicleta

LuisAviles.- El Informador.-Olinto Silva recibió al equipo con la típica hospitalidad de la gente de los pueblos larenses, interrumpió sus labores como mototaxista en su natal Quíbor, para dedicarnos tiempo y contarnos acerca de su exitoso paso por el ciclismo mundial.

La de Quíbor no se diferencia mucho de las otras Plazas Bolívar de cualquier pueblo del estado Lara, en donde la mayoría de las personas se conocen y se saludan con mucha familiaridad. Pero en la de la capital del municipio Jiménez, es impactante observar cómo se le rinde pleitesía a un hombre que a través del deporte logró conquistar todo lo que se propuso. “Épale Olinto; hola Olinto; ¿qué dice el Olinto?, son algunas de las frases que se escuchan repetidamente en cuestión de minutos al estar al lado de la leyenda viviente del ciclismo. El tres veces ganador de la Vuelta a Venezuela (en las ediciones de 1980, 1981 y 1983) comenta sin pretensión alguna que Quíbor es la cuna del ciclismo del país, “aquí todo el mundo andaba en una bicicleta, ahora no, porque con las motos se perdió ese sabor, ese amor, ahora hay muy poco ciclismo en Lara por falta de ayuda de los entes oficiales”.

Olinto se inició en la práctica del ciclismo porque le salía del corazón, corrían prácticamente de gratis, “a los atletas de otros países se les dan muchos beneficios, su alimentación, sus bicicletas, mucha tecnología”, indica Silva quien dice que empezó en este deporte cuando tenía 15 años y en esa época no había academias; él no tuvo entrenadores cuando daba sus primeras pedaleadas. “Yo más bien formé a los entrenadores”, afirma entre carcajadas Olinto.

La primera vez que Silva corrió como profesional fue con el equipo de la Lotería del Táchira y tenía 16 años, a los pocos meses ya estaba de viajé con la selección nacional compitiendo en los Estados Unidos y Colombia, participando en competencias en la categoría juvenil. Fue a las Olimpíadas de Moscú 1980, para la época él era el número uno del ránking mundial. “En la competencia me fue mal porque mis contrincantes me jugaron sucio, me tumbaron con unos codazos que me dieron”, dice Olinto.

VIVEZA QUIBOREÑA “Yo era muy pila a pesar de nunca haber estudiado, siempre al llegar al hotel lo primero que pedía era la tarjeta y el mapa de la ciudad, tenía todo en la mano cuando salía a la calle”, comenta con innegable orgullo.

Sus compañeros de equipo de la selección de Venezuela siempre le echaban broma, lo llamaban ‘Indio’. Una vez en Francia, Silva les aconsejó a los muchachos hacer lo mismo para no perderse en la ciudad, y todos se rehusaron a tomar el consejo, alardeando de que ellos sabían lo que hacían; “un señor que estaba con nosotros de apellido Arroyo llegó como a las siete de la noche porque no encontraba cómo regresar al hotel, al encontrármelo le dije riéndome ¿a ver quién es el indio ahora?”, señala Silva con un brillo en los ojos propio de aquellos que recuerdan buenos tiempos.

Ganó su primera Vuelta a Venezuela en 1980, repitió en 1981, viajó a Europa y regresó para ganar su tercera Vuelta de Venezuela, la edición de 1983. Estaba concentrado entrenando en Italia y el físico ya le estaba pasando factura por el extremadamente fuerte plan de trabajo, sus condiciones mermaron. ALEJAMIENTO DEL DEPORTE “Me fui alejando del ciclismo de alta competencia progresivamente, porque los recursos que nos aportaban eran pocos, la situación era muy difícil y nosotros teníamos que trabajar para poder comprarnos nuestras bicicletas y para mantenernos”, dice Silva sin complejo alguno. De hecho, conseguir su tercer triunfo de la Vuelta a Venezuela fue muy difícil, comparado con los dos anteriores porque ya estaban competidores muy talentosos como Enrique Campos y Fernando Correa.

Olinto recibió varias ofertas de equipos profesionales europeos para integrarse a sus filas, pero nunca pudo concretarse ninguna contratación ya que Silva no estaba muy convencido, además de que sus condiciones físicas ya no estaban al 100%. Ahora el tricampeón de la máxima prueba ciclística criolla recorre diariamente 40 kilómetros, pero sólo para mantenerse en forma. “Yo no pierdo la pasión por esta disciplina que tantas satisfacciones me ha dado, ojalá el Gobierno apoye más a este lindo deporte”, sentencia con cierta nostalgia Silva.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

saul nuñez *el poeta del ciclismo* -

A QUIEN PUEDA INTERESAR::el día 05-12-2013 intervine en una reunión que aún recuerdo con entera satisfacción y orgullo pues el centro de la misma fué nada menos que el triple coronado en vueltas a Venezuela OLINTO SILVA además estaba Oliver Agûero otro excelente ciclista también de Quibor,su papá y mi persona, recordar fué vivir, pero saben¿¿ esta famosa gloria del deporte del calapié le suspendieron hace 1 año aprox. su asignación que devengaba por el ente Glorias Deportivas de Venezuela.SERÁ QUE ALGUIEN PUEDA AYUDAR A RECUPERAR LA ASIGNACION DE OLINTO SILVA que bien merecida la tiene¡¡ ó no.

mario gurrero -

tremendo ciclista y gran amigo un hombre de gran corazon ...que es muy querido en el tachira..
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres