Blogia
Ciclismo con Luis Aviles

Los Planes inciertos de Contador

Los Planes inciertos de Contador

Comienza a entrenarse sin conocer la sentencia del TAS, que podría dejarle sin temporada si le castigan dos años

LuisAviles.- Jose Carlos Garabias.- Los saltos al vacío en paracaídas en otra pirueta de las convivencias al gusto de Bjarne Riis, las escuelas de ciclismo que inauguró en Israel, el criterium nocturno por las inmediaciones del Muro de las Lamentaciones en Jerusalén, las Navidades en familia en Pinto y, desde el pasado sábado, los primeros kilómetros en compañía de sus camaradas en el Saxo Bank no han atenuado la zozobra profesional de Alberto Contador. Ha comenzado a entrenarse, a preparar su cuarto asalto al Tour, a defender su posición como número uno del ciclismo mundial con un interrogante sobre su futuro. Nadie sabe lo que va a resolver el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) sobre el caso del clembuterol en la sentencia última y definitiva.

Los fundamentos jurídicos condicionan los últimos meses de vida del ciclista. El año pasado enfocó su preparación hacia el Giro porque era la única carrera en la que podía concursar por los plazos legales del recurso de la UCI y la AMA ante el TAS. Ganó el Giro en un carrusel de montañas y esfuerzos y, desfondado, fue quinto en el Tour. En 2012 vuelve a otear el calendario con los tiempos del TAS. Su programa extiende la mirada solo hasta el Tour (comienza el 30 de junio).

Un portavoz del TAS aseguró durante la vista de noviembre en Lausana que la sentencia llegaría entre el 15 y el 20 de enero. Y en su fundamento, la tesitura es simple. ¿Cree o no la teoría de la contaminación alimentaria? Fuentes jurídicas conocedoras del TAS han explicado a ABC que este organismo puede adoptar tres caminos: no creer a Contador, lo que implicaría una sanción de dos años; asumir la argumentación científica del corredor, que quedaría libre; y la tercera vía.

Esta senda ofrece más alternativas y una solución salomónica para todas las partes. Consiste en admitir la teoría del solomillo contaminado, pero con una penalización de un año para el ciclista por el principio de responsabilidad objetiva, según el cual un deportista es responsable de cualquier sustancia prohibida que se encuentre en su organismo.

Si Contador es castigado con doce meses (la misma propuesta de sanción que planteó la Federación Española antes de la exoneración total que decretó el Comité de Competición), podría incluso correr el Tour de este año si la multa comienza a calcularse desde el día que dio positivo en el Tour 2010 (21 de julio) hasta la resolución de la Federación (14 de febrero de 2011). El corredor, que ya se ha gastado 600.000 euros de su bolsillo en la defensa del caso, no tendría que abonar el setenta por ciento de su sueldo (4,5 millones) a la UCI, como estipula la norma, pero perdería la victoria en el Tour.

La reciente estancia del Saxo Bank en Israel —la patria del presidente del tribunal, Efrain Barak— provocó el recelo de uno de sus enemigos, el RadioShack de Armstrong y Bruyneel. «Todo está ya decidido», dijo el propietario Flavio Becca. El portavoz del TAS, Matthieu Reeb, salió al paso de estas manifestaciones: «Normalmente no comentaría tales alegaciones, pero es tan triste que las acusaciones realizadas contra nuestra autoridad, credibilidad, y uno de nuestros jueces, que subrayaré que es una especulación falsa sin ninguna base en la realidad».

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres